Enamorarse


A oídos de nadie circula una historia, cuanto menos divertida, cuanto más abrasadora. Dicen que hay algo llamado "amor" ahí fuera. ¿No es de risa? ¡Amor!
Pululan susurros entre los muros de la vecindad. Dicen que cuando esa enfermedad se contagia, es para toda la vida. Imagínate si se te acerca...
Pronto se cuenta que surgen unos insectos en el estómago, y que se pierde el apetito; incluso se escucha la voz del "amado" sin que siquiera este esté presente.
¿No es terrible? Alucinaciones, colores pálidos y monocromáticos- pues también se dice que todo es de color de rosa cuando uno enferma hasta este punto- e incluso uno idealiza a la persona que le ha contagiado la enfermedad... ¡Imagínate! Idealizar a una persona cualquiera... ¡Qué espanto!
También se cuenta por ahí que el amor tiene efectos secundarios... Cuando uno cree haberse curado, se da cuenta de que necesita esa enfermedad más que cualquier medicamento. Cuando de verdad, alguien cree estar ya sanado, entonces surge un dolor terrible en el pecho, y uno se siente más solo que de costumbre... También los días parecen más grises, igual de monocromáticos pero menos vívidos aún, y por las noches la cama se extiende sola, llegando a medir casi el doble... Todo parece tener más altura, y por días, la persona se consume.

¿No es horrible enamorarse?

1 Corazonadas:

Pablo Alonso dijo...

Muy bueno. me gusta.