Toda es vana arquitectura,
porque dijo un sabio un día
que a los sastres se debía
la mitad de la hermosura.
Como se ha de imaginar
una mujer semejante,
es como un disciplinante
que le llevan a curar.
Esto sí, que no adornada
del costoso faldellín;
pensar defetos, en fin,
es medicina aprobada.
Si de acordarte que vías
alguna vez una cosa
que te pareció asquerosa,
no comes en treinta dias,
acordándote señor,
de los defetos que tiene,
si a la memoria te viene
se te quitará el amor.

4 Corazonadas:

àriN* dijo...

¡Oh, qué ... soy! ¡Qué mísero canalla!

(Que no me acuerdo de la palabra.. :P)

àriN* dijo...

innoble?

Mayo-13 dijo...

¡Oh, que innoble soy!¡Qué misero canalla! ¿no afea mi conducta el que este actor, en su fábula, fingiendo sentimiento, acomode su alma a una imagen al punto que su rostro palidezca, le broten lágrimas, el semblante se le mude, la voz se le entrecorte, y que aplique todo el cuerpo a la expresion de su imagen? xD

Gervasio Martos dijo...

alberto en mi blog hay comentarios de texto filosóficos,que no son teatrales,pero la forma de te vale,mis tochos como tu dices,el de la visión dionisíaca del mundo de Nietszhe es muy buen ejemplo. marikitaª